14 de marzo de 2017

Cementerio de pianos de José Luis Peixoto


LUNES TARDES "Rayuela" (Seminario)

Del 17 de abril al 8 de mayo
1ª sesión hasta la página 100 FIESTA COMUNIDAD
2ª sesión hasta la página 200 FIESTA TRABAJO
3ª sesión hasta el final

Una Lisboa sin tiempo donde viven, sueñan, aman trabajan y mueren los personajes de esta historia. En el corazón de un taller de carpintería se encuentra el cementerio de pianos, lugar donde los instrumentos, a semejanza de los seres que lo rodean, han dejado de funcionar y se encuentran suspendidos entre la vida y la muerte. Lugar de exilio voluntario donde se reflexiona y se hace el amor, lugar de lecturas clandestinas, espacio recóndito de adulterios, patio de juegos infantiles donde se encadenan las generaciones.

Padre e hijo actúan como narradores e intercalan sus vivencias desde épocas y prismas diferentes. Desenmascaran la historia de la familia, en un lenguaje de sombras y luces, de silencios y risas, de miedos y esperanzas, de culpabilidad y perdón. Relatan historias de amor, urgentes e inevitables, hirientes, en las que el abandono, la violencia doméstica y los errores redimidos acaban siendo anulados por el poder de la ternura y el afecto. Hablan de muerte, no para indicar un fin, sino la renovación de una generación a otra.


http://www.lecturalia.com/libro/22133/cementerio-de-pianos


información entregada aquí








4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta novela me ha parecido llena de poesías, poesías que preguntan por el tiempo, por la muerte, por las cosas y los otros cuando no están aquí pero siguen presentes, por la infancia, por la familia, por el amor. Sin definiciones, desde el detalle en lo cotidiano:

"En el pasillo, la tarde empieza a pasar sobre los objetos. No existe nadie para verlos ni para oírlos y, por es razón, su silencio no es real. Tal vez una mota de polvo caiga sobre la mesa que hay bajo el espejo. Tal vez el espejo no refleje nada. Tal vez el tiempo esté parado".
Página 170

Anónimo dijo...

Me ha encantado. Animo a todo el mundo a leerla.

Anónimo dijo...

una lectura agradable, llena de poesia de lo cotidiano, de luz...en la que lo de menos es la historia, que se repite, se entrecruza vista por distintos ojos....

seguidora dijo...

Lo de menos es la historia pero también tiene su miga.