26 de septiembre de 2014

Coto vedado de Juan Goytisolo


Publicado en 1985, Coto vedado constituye, junto con su continuación -«En los reinos de taifa»-, uno de los mejores textos que ha dado el género autobiográfico en España. A lo largo de sus páginas Juan Goytisolo se entrega a un discurso en el que acontecimiento y vivencia se amoldan a la perfección, dando la medida exacta del itinerario de la evolución vital, el tono justo de un paisaje en el que espíritu y acción se complementan. Escrito con rigor transparente, este texto memorialístico constituye, en suma, aparte del valioso testimonio y evaluación de una época marcada por la Guerra Civil y la dictadura, una lúcida reflexión acerca de la existencia

www.lecturalia.com


información entregada aquí

1 comentario:

Anónimo dijo...

Coto vedado es una obra autobiográfica de la niñez y juventud de la vida de Juan Goytisolo en la que nos muestra y nos apunta a la vez la evolución de su carácter personal y literario que se va forjando en el periodo de la guerra y la postguerra. Nos introduce en los sentimientos más íntimos y sucesos que le suceden en ese momento vital y además los relaciona frecuentemente que pinceladas de su vida posterior: su orientación sexual imprecisa en ese momento , su deseo de salir de la España del franquismo que lo lleva a irse a Paris y posteriormente a Marruecos, los inicios de su implicación en los sectores opositores en Francia y en el Partido Comunista y el rechazo de la ortodoxia del mismo posteriormente. También define de una profunda las implicaciones con los espacios y los tiempos en que vivió ese periodo de sus vida el veraneo y periodo de guerra, la pertenencia a una familia burguesa y tradicional sus relaciones con los mismos, la búsqueda de explicaciones en sus antepasados anteriores, el ahogamiento del ambiente barcelonés en que vive, el periodo en que vive en Madrid que le hace salir de ese encorsetamiento anterior en la zona universitaria y relacionándose con estudiantes iberoamericanos y que lo llevará a buscar otros ambientes a su vuelta a Barcelona, la situación liberadora de sus primeras estancias en Paris. También aparecen las preocupaciones literarias de sortear la censura, de tener el castellano como lengua madre en la creación por no haber conocido el catalán en la niñez. En fin, estamos ante una obra que nos narra las bases vitales de un escritor con una trayectoria vital peculiar con la vida en el exterior Francia, el establecimiento en Marruecos y yo resaltaría el conocimiento y experiencias del mundo árabe, un mundo al que solemos mantener alejado y que lo hace un intelectual no muy al uso en nuestro país.