21 de abril de 2016

El corrector de R. Menéndez Salmón

El 11 de marzo de 2004, mientras revisa una traducción de Los demonios de Dostoievski, el corrector Vladimir es advertido de que se ha cometido un atentado en Atocha.
En las horas siguientes, mientras conoce el alcance de la masacre y se enfrenta a la desinformación gubernamental, desgrana junto a su mujer, su editor y un amigo, en vivo y por escrito, por qué aún tiene sentido la poesía después de cada pequeño Auschwitz.



Información entregada aquí

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En la dirección – http://www.lenguadetrapo.com/libro.php?sec=nb&item=258 – hay un montón de referencias sobre el libro – TATAMI – de Alberto Olmos (a quien pueda interesar). Aunque todos sean colocaciones elogiosas, a mí de hecho no me ha gustado nada de nada. El autor segoviano explora situaciones poco comunes, pero no consigo encontrar en su juego de ficción ningún placer literario, sobre todo por las alusiones acerca de la posibilidad de práctica de pedofilia.
Salamanca, 5 de enero de 2011
Maria das Graças Targino
Miercoles, mañana

Anónimo dijo...

A mi modesto parecer, el libro empieza interesando por la jocosidad y originalidad de sus cuatro primeras páginas, que están a medio camino entre Eduardo Mondoza y Almudena Grandes (me refiero sólo (yo aún acentúo sólo cuando procede), a las primeras páginas, claro, porque después todo se diluye y queda en un casi...
Es casi algo, y se queda en casi nada. Promete ser jocoso y devertido, pero no. A ratos promete (y no es que uno lo desee) convertirne en drama o suspense, pero no. También promete a veces, seguir la senda de la novela erótica, pero tampoco. O sea que se trata de un libro, como poco, peculiar. Un libro casi.

Sin embargo, como no pertenzco a ningún exquisito club de lectores que sólo disfruten con la lectura de las supuestas obras maestras de Faulkner, Joyce o Foucault, debo reconocer que la lectura ha sido fácil, cómoda, y a ratos entretenida. Bienvenido sea Alberto Olmos y su Tatami a mi modesta biblioteca y a lo que deje en mi memoria.

Francis
Club de lectura
(Miércoles mañanas)

Anónimo dijo...

Por causas ajenas a mi voluntad no puedo ir mañana miércoles al Club y os dejo mi opinión sobre el libro: NO ME HA GUSTADO.

Desde el principio Luis me ha resultado un personaje repugnante, prepotente, machista...fruto de una persona insegura y acomplejada. Me encantaría escuchar vuestras opiniones.
11 de enero 2011
María Antonia, miércoles mañana

Anónimo dijo...

Tiene fuerza en el inicio del relato,la va perdiendo paulatinamente, hasta llegar a aburrir. Muchos tópicos(la joven licenciada virgen, el "voyeur" desencantado) El lenguaje huele a naftalina: "Quiero ser profesora en un instituto de prestigio(p.13) ...me parecía la damisela más maravillosa del mundo (p.117)Libro apropiado para leer en un viaje y ...olvidar