10 de enero de 2017

Tierra sonámbula de Mia Couto



MIÉRCOLES MAÑANAS "Hablando del asunto" (Seminario)
Del 11 de enero al 1 de febrero
1ª sesión hasta la página 104
2ª sesión hasta la página 202
3ª sesión hasta el final

Un niño y un viejo, Muidinga y Tuahir, sobreviven entre los hierros quemados de un autobús ( machimbombo) escondidos, a medias, de la guerra que les rodea, de la muerte que se acerca y que reposa entre los pasajeros asesinados en el camino. Entre las posesiones de uno de ellos , en una maleta que ya no irá a ninguna parte, encuentran unos cuadernos-unos diarios.Los cuadernos supondrán para el niño y el viejo, no sólo entretenimiento, sino esperanza, que quizás no les lleve a ninguna parte, pero ya es más de lo que tienen; y encontraran, entre esas páginas heridas un explicación a cosas que pasan, y quizás a sus propias vidas.

Más información aquí

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Por el momento la obra sin terminar de leer nos parece interesante.
Jueves Mañana

Anónimo dijo...

Me parece muy interesante por ser muy diferente de nuestra forma occidental de vivir y de pensar.

Anónimo dijo...

La novela esta enclavada en el contexto de la guerra de Mozambique, tal vez la guerra más larga del último cuarto del siglo XX tras la descolonización portuguesa. La guerra tamiza las dos historias paralelas que nos desarrolla la novela con elementos como los campos de refugiados, los grupos guerrilleros, el hambre, la muerte. También vemos reflejadas las creencias del mundo tradicional del Africa negra: la relación con la muerte y los muertos vivientes como el padre del protagonista de una de las historias, la relación directa con la naturaleza como el hombre que crea un rio, la relación con el mundo animal y la transformación de hombres en animales como el hermano pequeño que pasa a ser gallo o la descripción al final del libro del paso de animales a hombres. Me ha gustado la forma de desarrollar las dos historias paralelas y la forma de unirlas a traves de los cuadernos y como el principio y el final se enlazan a la vez en el autobus quemado y en el chico que es el que se busca en los cuadernos. El texto esta marcado por la desesperanza de la guerra y el deseo de la muerte precisamente por los viejos: el viejo que acompaña al joven en una de las historias y la vieja tia del chico que busca el protagonista de la otra historia, y en el discurso final del mago en el sueño, la magia y los sueños también marcan del desarrollo de la novela. Sólo al final del alegato contra la guerra de este mago se adivina un pequeño atisbo a la esperanza al pedir que muera el animal en que les ha convertido la guerra para transformarse en personas. Por último, apuntar la aparición de toda una serie de terminos propios de Africa, desconocidos para nosotros y que de alguna manera enriquecen el lenguaje de la novela.